REPRESIÓN EN LA PLATA. El terror a perder el trabajo y al palo policial para el acuerdo social.

Por Pipistrello

 

Fiel a los postulados planteados en el discurso inaugural de su mandato, el ingeniero Mauricio cada vez muestra más que es Macri.

Pobreza cero es disciplinamiento de la fuerza laboral, baja de salarios, ruptura de solidaridades sociales, baja de impuestos a los ricos, achicamiento del funcionamiento del Estado y la posibilidad de garantizar derechos sociales básicos, apertura de las importaciones para aumentar  las ganancias de las empresas exponencialmente y desde esa riqueza acumulada vayan creando trabajo como algo natural, regida por la ley de la gravedad, permeando de arriba para abajo. Pobreza cero, en el discurso de vendedor de globos, quiere decir teoría del derrame, quiere decir hay que hacer la torta antes que repartirla; quiere decir sentate y esperala, porque parado te vas a cansar. Es destrucción de mercado interno. Es el lomo “es comida para enfermos” Es deberán optar por empleo o salario.

La estigmatización del militante, se completa ahora con la estigmatización del trabajador estatal, y del trabajador privado, los programas sociales, la madre embarazada, la señora sin dientes que empezaba a  sonreír. Son estigmas en este cuerpo social provocadas por el prejuicio y el odio de clase.  Comienzan los efectos sobre el comercio, el transporte, la actividad general. Lucha contra la inflación: si las mayorías no compran, los precios bajan. Esos productos se pueden vender al exterior. No los comerá el pueblo. Los comerán los ricos del mundo y significarán más dólares para los ricos socios de las multinacionales, que viven a veces por acá.

Las balas en el cuerpo de la compañera que pedía una explicación de por qué la despedían de la Municipalidad de La Plata esta mañana,son la expresión física de los estigmas que la oligarquía creó sobre el cuerpo del Pueblo Argentino y sus intereses. La explicación es la que saben dar, compañera. Usted como millones quedamos afuera de la unidad nacional que el ingenieri Mauricio, que cada vez es más Macri, planteó en el discurso inaugural. No es campaña del miedo. Para este Estado mejor que no estemos, salvo como mano de obra de reserva, por si alguno quiere pedir que le aumenten el salario. Y sino, palo y bala de goma.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.