Despedidos: el Sujeto del “Cambio”

Los Despedidos por el gobierno de Macri, son en los primeros días de la gestión, el sujeto del “Cambio”. Todos los días, a toda hora, aparecen noticias, comentarios en las redes sociales, pero principalmente un Decreto con la firma del actual presidente, que indica que la lista de los despedidos van a engrosarse cada vez día más.

En los últimos días vimos como intervenían el AFSCA, y el 5 de enero cuando las y los trabajadores fueron a ocupar su puesto de trabajo, se encontraron con un policía con la lista de quienes podían ingresar al edificio para continuar con sus tareas y con quienes estaban en la famosa lista negra, esa que indica que sos “ñoqui”, “vago”, “militante” o “atorrante”, antes que se demuestre lo contrario o peor como si ser “militante” fuese sinónimo del resto de las categorías.

Diego Fernández Alvarez, trabajador, padre de tres hijos y murguero de alma, comentaba en un posteo desde la red social facebook :

Diego Fernández Alvarez
PALETA, EL CIUDADANO.
“Siempre estoy tentado con suprimir la diplomacia y hacer uso del más rabioso intestinal y visceral recurso de comentarios que sirvan como vía de escape ante tanta obscenidad expuesta por el gobierno de Cambiemos.
Hoy dejaron sin trabajo a mucha gente en la AFSCA. Entre ellos, a mi compañera de vida, de militancia, de arte, y madre de mi hijo más chico…”. (ver texto completo en su muro)

Un testimonio de tantos que grafica la situación de los despedidos de la AFSCA.

Sí, es cierto. Muchos de quienes trabajaron en la AFSCA y en otros organismos estatales estaban de acuerdo con el proyecto político que gobernada esas dependencias del Estado en ese momento, para que se entienda “trabajan creyendo en lo que hacían y les gustaba su trabajo”, ese plus que a cualquiera lo hace sentirse más pleno. Lo que lógicamente, no invalida su relación empleado – empleador. La nueva gestión de gobierno conforma su “equipo” de trabajadores que también adscriben al actual proyecto político que encabeza Mauricio Macri. No es esa la discusión a plantear. Lo que no se debe perder de vista es que la responsabilidad de la nueva gestión es garantizar la continuidad laboral de todos los trabajadores.

Hablemos de Gabriela y Carolina:

La vicepresidente de la nación Gabriela Michetti inauguró sus funciones decretando la baja de 2035 contratos en el senado de la nación, argumentando que el presupuesto no alcanzaría para pagar sueldos, y además creó una comisión revisora que analizará la totalidad de los contratos de los trabajadores. El titular de la Asociación del Personal Legislativo, Norberto Di Próspero en diálogo con el diario Página 12 advirtió que esta medida dejaría sin ingresos a 2000 familias, en principio, recordemos que todos los contratos están bajo la lupa.

Los trabajadores y trabajadoras de los ministerios nacionales están atravesando la misma incertidumbre con respecto a su continuidad laboral. Con la firma del decreto 254/2015, como lo explicaba este portal días atrás, “el Presidente Mauricio Macri instruyó a los ministros, secretarios, autoridades de organismos descentralizados y a las empresas y sociedades del Estado a revisar los procesos concursales y de selección de personal . La medida significa el ajuste de la planta del Estado, su reducción está siendo legitimada por los medios de comunicación corporativos desde los cuales se desprestigia a los trabajadores estatales con denuncias falsas, las cuales no han sido probadas, que los acusan de “ñoquis” y militantes.”

ver más en:El avance neoliberal necesita la reducción de la planta estatal

La realidad es que aún los trabajadores y trabajadoras no han firmado contrato. En el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, por citar un ejemplo, la Ministra entrante Carolina Stanley días atrás reconoció públicamente
que “fue buena la transición que realizó con la gestión anterior y relató que se encontró con un ministerio que trabaja mucho y tiene varios programas”. Sin embargo, pareciera que no hubiese relación entre “el trabajo” y quien lo realiza, “el trabajador”, porque nadie tiene hoy por hoy asegurada su continuidad laboral.

Ver: Stanley: “La transición fue buena y me encontré con un ministerio que trabaja mucho”

Los Despedidos del proyecto Cambiemos no dan tregua o… ¿Cambiemos no da tregua?:

La noche del 5 de enero los compañeros y compañeras que llevamos adelante este colectivo periodístico recibíamos la información proveniente de la Ciudad de la Plata, el intendente entrante Dr. Julio Garro comunicaba a los gremios el despido de todas las trabajadoras y trabajadores que son parte del Programa “Centro Integral para la mujer”.

Este programa que lo lleva adelante la ONG Las Mirabal, a quienes les quitaron los subsidios para la posible implementación, se ocupa de atender a mujeres en situación de violencia de género. Ahora la situación en la municipalidad platense es la siguiente: la infantería apunta hacia los trabajadores. La infatería rodea la Municipalidad, 700 trabajadores despedidos.

A pocos días de asumir el gobierno, el actual presidente eligió el sujeto del verbo Cambiar. Cambiar trabajo, por desocupados es elegir cambiar Trabajadores por Despedidos. Si antes podíamos hablar de un proyecto político que buscaba garantizar el derecho a trabajar hoy estamos ante el proyecto que eligió combatir a los trabajadores, ubicarlos en su justo lugar del que nunca debería haber salido. El lugar que les corresponde es: el de Los Despedidos.

Lo que no sabe, u olvidó este gobierno es que Los Despedidos se organizaron y no hace mucho tiempo lograron que un presidente huyera en helicóptero. No hay remate.