SIRIA. LAS IGNOMINIOSAS ESTRATEGIAS DE LA GUERRA EN EL MUNDO DE LOS INTERESES IMPERIALES

SIRIA. LAS IGNOMINIOSAS ESTRATEGIAS DE LA GUERRA EN EL MUNDO DE LOS INTERESES IMPERIALES. El rediseño del Medio Oriente según el coronel Ralph Peter 2001

Sería largo enumerar aquí la más que abultada lista de intereses que las economías centrales y dominantes se atribuyen como para arrasar con los sueños de pueblos enteros. No es que el gobierno sirio, como tantos otros, sea el modelo único de equidad y buenas costumbres, pero es legítimo y a pesar de su mayoritaria influencia musulmana, conviven allí junto a cristianos e incluso judíos y otros credos, sin las consabidas consecuencias de la persecución. Siria es un país de medio oriente, pero es laico.

Algo imperdonable para las cabezas coronadas de saudíes, jordanos, cataríes, yemeníes, kuwaitíes, etc. Hasta aquí una de las razones por las que- supuestamente- apoyan a grupos “islamistas”. No está mal pronunciado, es importante comprender las diferencias entre este grupo de concepción musulmana de los “islámicos”, que también lo son, pero que, en modo alguno, atacan a hermanos o vecinos por sus creencias o interpretaciones religiosas.
Los primeros, en el caso de los saudíes, se declaran suníes- wahabistas. A la sazón: Salafistas. Poseen una policía religiosa y está prohibida toda manifestación de credos no suníes fuera de los hogares de aquellos practicantes. La ley madre es la Sharia que condena a las mujeres a ingresar por un único costado a las mezquitas, a vivir cubiertas y expuestas a la acusación por parte de cualquier hombre, de haber cometido adulterio o mantenido relaciones amorosas, aún no siendo casada ni sosteniendo compromiso alguno. La acusación del hombre basta para consagrar el delito y la misma podrá morir entre lapidada o decapitada, amén de que jamás podrán alcanzar su acceso a sus derechos porque siempre habrá un varón, preferentemente de la familia, que deberá decidir por ella hasta el día de su último suspiro. En el caso de los otros credos, resultará en que no podrán disponer de centros de culto públicos por ley y no mencionaremos aquí, la suerte de aquellos no creyentes (ateos) por considerar ésta como una explicación ociosa ya que el mundo sabe que no se les reconocerá la vida y muy a pesar de esto, las potencias occidentales y aún cristianas tienen la vista puesta en otros “intereses menos elementales y no consagran en sus espacios de mezquindad social, revelaciones tales como la vida misma”.
Exponer acerca de estas prácticas comunes entre los pueblos, árabes o no, pero que contienen y practican la “ley de la Sharia” tranforma a éstos en Estados Teocráticos.
No es que los occidentales lo ignoren, pero a la luz de tan severas reglas no resulta imposible disfrazar sus intereses económicos a la luz de las reyertas tribales (religiosas) para vehiculizar en medio de semejantes argumentos, las necesidades energéticas que deben obtener para manejar al mundo desde los productos que patentan y luego hacen fabricar por economías menores, no para abaratar los costos finales sino para aumentar las ganancias que son el único fin de sus preceptos religiosos instalados en los principales bancos privados del mundo.
Y es aquí donde aparece Siria, país que al igual que la mayoría del área fue diseñado en sus fronteras políticas por las necesidades que, por entonces, luego de la caída del Imperio Otomano y la finalización de la Segunda Guerra Mundial, quedarían en manos de tribus casi intrascendentes hasta entonces. Sin actores fundamentales como Francia y Gran Bretaña, los hacedores de desastres tales como la partición de la India, la irresuelta situación de ambas Cachemiras (la indú en territorio pakistaní y la musulmana en territorio indio) resultaría imposible imaginar a países como Kuwait o Arabia Saudita, si estas potencias no las hubieran inventado, ya que por entonces no visualizaban las emergencias económicas que, como consecuencia de sus abultados desarrollos, requerirían del elemental oro negro (petróleo).
El caso de Europa resulta paradigmático: Nada más cercano para sus hogares e industrias que dependen en lo social para paliar el invierno, del gas, tanto como el petróleo para sus refinerías y todo el plástico que se utiliza en el 90% de los productos, de toda índole y algunos tan nobles como los polímeros que integran al día de hoy casi un 50% de la confección de armas de mano y hasta repuestos en tres D para aviones de combate, etc.
Retomemos Siria a la luz de la ilustración enmarcadora de las correrías asesinas del mal llamado primer mundo: El gas con que hoy se calefacciona gran parte de Europa proviene de Rusia. Como veremos, aquí entra una actor que aún no habíamos mencionado. ¿Y quién se interpone en el tránsito de este fluido con occidente? Una Ucrania artera que destituye un gobierno legítimo, apoyada fundamentalmente por la gestión Obama y los inefables anglo-franceses que, como siempre, tienen algo que ver y razones para invadir y se deleitan triunfantes con un “Maidán” que asustaría al peor de los Borgias. El problema se produce porque sólo llegaron a imaginar una Ucrania pro-capitalista. No es que no pensaran en Crimea y el control del Mar Negro que hasta el momento era dominado por Turquía, país sensible de la estrategia de la OTAN en un posible enfrentamiento con Rusia, lo que no imaginaron es que los crimeos ruso-tártaros iban a generar un plebiscito que obtendría al 96% de las voluntades para reintegrarse- no confundir con anexión- a su antiguo y siempre recordado país. Esta península fue cedida en medio de las desacertadas y frecuentes políticas remanentes todas ellas de un Stalinismo galopante, por Kruschev que, curiosamente, al igual que Trotski ( que no actuó igual) eran ucranianos. Como consecuencia de tal levantamiento por la derecha en pleno siglo XXI, Crimea vuelve por sus fueros y el Este del país, donde se encuentran los principales recursos minerales y por tanto el corazón de la metalurgia ucraniana, sumado al mayor número de cruces ferroviarios de la nación y por ende de su economía estratégica. En su lucha avisoran y se pronuncian por la independencia del fascismo gobernante, no sin claras intenciones de sumarse ellos también con el nombre de República de Donbáss a la misma Rusia, que por razones geopolíticas habrá decidido, con buen tino, concluir primero la recuperación Crimea, La adecuación de sus puertos del Mar Negro como defensas estratégicas en la región y desplazando a Turquía de su antigua corona, el fortalecimiento de Abjasia en contraposición con los intereses ya plasmados de occidente sobre suelo georgiano y una posible admisión guerrerista de este país (cuna de Stalin) al descarado cerco de la OTAN.
Ahogar a Rusia en su comercio exterior y privarla de legítimos ingresos, implica dejar de depender del gas de éstos. La solución vendría, entonces de Catar, país que se encuentra al este de Irak donde EEUU. aún tiene remanentes militares como para hacer posible un gasoducto que lo cruce de Este a Oeste y para poder llegar a Turquía donde se instalarían las bocas de expendio para media Europa, prescindiendo de Rusia que se vería perjudicada de los suministros de los que hoy dependen las economías europeas y para eso hay que parcelar a SIRIA en tantas partes como sean necesarias. No será fácil por un sinfin de motivos: No todos tienen la misma política exterior aunque la finalidad última sea el gas. EEUU. incrementaría con mucho las exportaciones de gas no convencional o también llamado Fracking, con la consecuente inyección de agua cada día más escasa en el planeta. Su gas llegaría licuado y- probablemente- en barcos. El flete encarecería los costes por lo que mejor es partir a Siria.
¿Cómo lo piensa EEUU? : Creando a través de la frontera entre Siria y Turquía un Estado Kurdo.
¿Un Estado Kurdo con una Turquía que lleva años en guerra para acabar con este pueblo? No lo permitirán, aunque los reconozcan dentro del sistema económico de la UE.¿ Un pequeño y nuevo Estado Sirio Libre? ¿ Libre de qué, de impuestos…? Impensable. Hoy Siria a recuperado gran parte de su anterior poder y tiene como pocos, un estado de cohesión entre pueblo y fuerzas armadas más que envidiable y difícilmente reconocible en en la región, excepción hecha de Israel, donde, casi con seguridad, retomarán las acciones bélicas porque el país Hebreo no aceptará una Siria independiente. ¿ Pero es posible eso a casi cinco años de guerra con facciones financiadas y provistas de mercenarios pagados en dólares, en nombre de un inexistente Estado Sirio Independiente?
Sólo un demente puede suponer esto. Veamos los distintos y muy variados por qués: Hasta hace sólo cinco años la que ayer fuera la URSS disponía de un único y pequeño puerto en las márgenes orientales del Mediterráneo en Tartús- Siria- Hoy ya no es un simple amarradero que aprovisiona buques rusos: es una base naval con capacidad de aprovisionar y amunicionar tanto buques de superficie desde un portaviones hasta un submarino nuclear, convencional y todo tipo de naves. Sus costas están provistas de los mejores misiles antibuques y antiaéreos que el mundo reconozca hoy. A esto habremos de agregarle la base aérea en la provincia de Latakia, cuyo nombre es Hmeimin y domina los cielos en un radio no menor de alcance a todos los posibles estados que deseen destruir a Siria y mucho más que eso . Sus sistemas de alerta temprana de cualquier tipo de ataque, sea este aéreo, submarino o de superficie, está cubierto por los más novedosos sistemas de guerra electrónica, radares y satélites, lo que deja a Israel en una situación a la que nunca estuvo acostumbrada. Muy a pesar de sus casi seguras doscientas cabezas nucleares, no puede utilizarlas sin probar de su propia medicina. Estas armas no están diseñadas para respetar ni reconocer fronteras por lo que si de morir se trata, tanto les ocurrirá a Tirios y Troyanos A esto habría que agregarle que cualquier avión que despega en su territorio es inmediatamente puesto en pantalla he iluminado. Lamamos a esto, obtención del blanco. Lo cual reduce el conflicto- si nos es permitido el vocablo- a una guerra de naturaleza sanguinaria, pero a través de armas convencionales.
Hace ya algunos años, el General Wesley Clark decía: (…) En EEUU usamos el terrorismo para crear terroristas y derrocar gobiernos.
La lista que proporcionó fue la siguiente: Irak, Siria, Líbano, Libia, Somalia, Sudán e Irán.
Respecto de Sudán, bueno es recordar que fue allí mismo cuando en nombre de las pricipales civilizaciones dio comienzo esta aterradora manifestación guerrerista de Occidente y se la conoció con el ahora popularizado- por lo inevitable de su condición- con el nombre De primavera Árabe.
Abría que recordarles a los autores de tan poético alumbramiento cultural que ninguna nación situada en el continente africano es Árabe,Tampoco lo es Irán y no lo fueron la mayoría de los musulmanes que irrumpieron en España, por lo que resulta extraño en boca de los hombres y documentos del DAESH decir que recuperarán España que ayer fuera Al- Ándalus. Aclaremos: Mucho más atrás fueron los Vándalos, los Godos, Visigodos, Ostrogodos y Suavos, entre otros, sin contar que la península ibérica ( por los Íberos) se pasó a llamar España, que en Latín fue reconocida como Tierra de Conejos por los Romanos. Dicho sea de paso, también estuvieron ocho siglos sin que la actual Italia, en su nombre o en el de los Etruscos y Sibaritas que los precedieran, jamás pensó en reclamarla como propia y la entonces provincia Española del antiguo Imperio Romano, le dio a cambio, tres emperadores peninsulares: Trajano, Adriano y Teodosio.
En resumen: La guerra en Siria provocada exclusivamente por Occidente (donde, obviamente, incluimos a EEUU) es la escusa perfecta para ahogar a los rusos, al tiempo que destruir, antes que sea demasiado tarde, el actual orden económico.
Apelando al realismo, diríamos que es cuestión de tiempo para que se acepte por perdida una guerra que comenzó ¿ ingenuamente en Sudán? en nombre de las libertades individuales reconocidas por las civilizaciones más adelantadas que destruyeron, cual talibanes, las culturas más antiguas que el hombre a visto y reconocido, para reinstalar en sus acciones, la cultura del hambre, la denigración y el más furibundo y moderno ataque de los ricos e ignorantes imperiales, que serían incapaces de reconocer al compañero de banco en las escuelas donde desaprendieron tanto a lo largo de las enseñanzas del naciente capitalismo industrial, traídas de la mano, y por la cabeza del maestro David Ricardo 1772-1823.

Todo indicaría que ya es hora de cambiar el decorado para dar paso a los siguientes actos. De las dos caras que identifican al teatro, el mundo de la competencia actual sólo reconoce una como propia y no es una sonrisa, precisamente.

CENTRO DE ESTUDIOS ESTRATÉGICOS GENERAL SAN MARTIN