ARGENTINA: CUANDO A LA LIBERTAD SE LE PUSO NOMBRE

Retrato_más_canónico_de_José_de_San_MartínARGENTINA: CUANDO A LA LIBERTAD SE LE PUSO NOMBRE

En una historia relatada por difuntos, la vida hasta resulta extraña.

Los pueblos van contándose a sí mismos, mezclados entre intérpretes y hazañas, letanías de glorias tan lejanas que hasta la memoria nos resulta ajena.
Un enjambre de fechas que se olvidan, van dejando en almanaques ya perdidos la razón que tan ambigua es casi cierta, como cierto es el olvido que las nombra.
Aquellos que nos siguen tras las notas, no leerán en este día algún análisis. Nos embarga una alegría por contarles que traemos un recuerdo de argentinos que los vivos los confunden con los muertos.
Todo hombre que lo es nunca descansa. Ni una lápida acaba con su aliento. Escribir y razonar siempre es urgente y las sangres y sus venas lo atestiguan.
No he de hablar de otras tierras tan lejanas, ni de aquellos recuerdos de otros mares.
Hubo un hombre que nació aquí en Argentina, que su huella dejó en San Lorenzo y montañas cruzadas al Pacífico a sus tropas le  rindieron sus caminos. Chacabuco vio su bota con su afecto cuando el hombre se alejaba hacia otros puertos.
No he de hablarles de alguien muerto sino vivo. Su descanso es una siesta prolongada desde día que asumió que no se iría.
Guayaquil, generosa lo ha escuchado y Bolivar tuvo tiempo para verlo.
No ha caído el General que nunca muere. Ha surgido un San Martín con nuestra patria.
Nacido un 25 de Febrero de 1778 en Yapeyú- Argentina-.
Los mayores cuentan que lo han visto por Mendoza, al pie de la Cordillera. Otros, que se embarcó hacia el Perú.
Para nosotros es “El Padre de la Patria”.
“Gran Capitán” para Chile y en El Callao “Generalísimo de las Armas”, Fundador de la República y Protector del Perú.
Se ruega a quien lo recuerde con vida, nos haga llegar paradero.
Nadie que encumbre tal gesta puede habitar cementerio. Lo suyo no fue leyenda. Es pura historia de pueblos.
CENTRO DE ESTUDIOS ESTRATÉGICOS GENERAL SAN MARTÍN.