Para el Macrismo la Pluralidad de Voces es sinónimo de Guerra

El Gobierno actual en manos de Mauricio Macri sigue avanzando en contra del derecho constitucional que tenemos todas las personas, el derecho a comunicarnos.

La Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual construida y debatida por amplios sectores del campo popular, académicos, organizaciones sociales y políticas ya es historia antigua, o al menos eso es lo que nos quieren hacer creer.

Esto que para nosotros expresa una de las experiencias más democráticas de las últimas décadas, para el gobierno es “una guerra de un gobierno contra los periodistas”. Así lo definió hoy en la conferencia de prensa Marcos Peña “Por decisión del presidente (Mauricio) Macri, desde mañana habrá una sola entidad que regule las comunicaciones que tendrá representación parlamentaria”, y agregó, “se termina la guerra del Estado contra el periodismo” y “comienza una nueva política pública de comunicaciones del siglo XXI”.

Así no más, de un plumazo se borra la historia de la que fuera la ley más debatida de la democracia. Muchos dicen que es la que menos relevancia tenía del gobierno anterior. Que la disputa con el grupo Clarín era casi una cuestión personal de Cristina Fernández de Kirhnner con Hector Magnetto. Quizás podríamos decir que la discusión hacia la sociedad no fue del todo clara, quizás podríamos decir que un debate tan complejo como entender para qué una Ley de la democracia que regule el espectro radioeléctrico, evite la situación monopólica que fortalece el discurso único y calla otras lecturas de la realidad y la necesidad de fortalecer a los medios populares y comunitarios, entre otras cuestiones, no fue explicada con claridad ni por quienes gobernaban ni por quienes militamos la Ley.

La realidad es que esta experiencia que sin lugar a dudas fue debatida colectivamente ¿puede compararse con grandes cañones apuntando a los pueblos provocando la muerte de miles y millones de inocentes por intereses económicos y políticos del poder real que domina el mundo? Porque la guerra es eso, y acá no hubo guerra, en todo caso hubo un proceso genuino de debate de ideas que echó luz sobre el poder que lo medios masivos de comunicación tienen sobre el poder económico, político y judicial. En definitiva, sobre la democracia.