Coppel no respeta la libertad sindical

La Organización de Afiliados Directos del Comercio, la Industria y los Servicios (CYS) nucleada en la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) denuncia a la empresa Coppel por la realización de despidos en toda su cadena alegando una crisis. Induciendo a la renuncia sobre la extorsión de despedir y dar malas referencias cuando paralelamente expande sus locales y realiza aperturas sin reubicar al personal despedido.

En Morón la empresa concentró los despidos en los afiliados a la CTA, a quienes ya les habían hecho saber que los dejarían en la calle por ese motivo.

El pasado 12 de noviembre, con el acompañamiento de la CTA Regional Morón, Hurlingham, Ituzaingó, se movilizó a la sucursal que la multinacional mexicana posee en el centro de Morón, localidad en la zona oeste de la  provincia de Buenos Aires, para protestar por los despidos que por razones gremiales se llevaron adelante contra los afiliados directos de la CTA de los trabajadores agrupados en CIS.

Entre los despedidos se encuentra Damián Lamberti, de la mesa ejecutiva de la CTA Moreno-Merlo; Eduardo Sosa; Javier Alvarez y Gonzalo Ivan Ferreira, todos coinciden en ser afiliados. Lamberti fue despedido de esa empresa en 2013 y reincorporado por la organización CYS meses después, en una negociación llevada adelante con la empresa por Silvio Tricerri, Secretario Gremial de CTA Matanza y dirigente de CIS. Eduardo Sosa, quien padece una discapacidad física, es uno de los empleados más antiguos de la firma desde que está en el país.

Los trabajadores coinciden “que la medida antisindical llevada a cabo por Coppel responde a presiones del otro sindicato reconocido por la empresa pero no por ellos”. Las prácticas colaboracionistas de las estructuras sindicales existentes que no sólo conspiran para que el trabajador no se organicen sino que cuando estos intentan hacerlo bajo formas alternativas, son el brazo represor de las patronales explotadoras.
Ello evidencia una profunda incomprensión del contexto actual del trabajo en el sector privado por parte de ciertos sectores de la dirigencia sindical,   la cual precisamente debería formular políticas que se expresen en un programa de acción que a través de los trabajadores incida en la realidad.

Estos motivos contribuyeron a que los trabajadores resolvieran  afiliarse a la CTA y agruparse en CYS, informando la decisión a la empresa como asi también le hicieron saber sus demandas de mejores condiciones laborales.
La lucha repercutió entre sus colegas de La Plata, que tomaron la misma decisión de afiliarse a CTA, a la cual intenta disolver Coppel con represalias y persecuciones. Dado que en la localidad, los afiliados a CIS-CTA convierten a la organización como la más representativa en ese establecimiento, por sobre el sindicato con personería gremial que convencionalmente los agrupa.

Video correspondiente a Comercio y Servicios CyS CTA