Acerca de un posible referéndum kurdo

¿INDEPENDENCIA DE UN PUEBLO MILENARIO O JUGADA ESTRATÉGICA DE LOS EE.UU EN SU GUERRA GLOBAL DE POSICIONES?

El 25 de septiembre del 2017 los kurdos iraquíes celebrarán un referéndum de autodeterminación. La vigencia de éstos, sobresale políticamente, sobre  otros tantos pueblos – igualmente legítimos – aunque con menor  protagonismo,  que aún existen en esas tierras desde los inmemoriables tiempos reflejados en los relatos bíblicos.
Tal decisión no es ajena al ajedrez global y, mucho menos, de occidente.
Gran Bretania y Francia tienen mucho para contar desde desaguisados tales como delimitación política de oriente medio, las fronteras de Siria, el estratégico Líbano que ocupa la mitad occidental del Mediterráneo que comparte con Damasco, la división de Cachemira,a punto de caramelo para la carrera inabarcable de armas nucleares con La India, luego de la invención de Pakistán, que no hace mucho fuera aliado de los chinos y enemigo no declarado de la URSS.
La escisión de Bangladesh, Los conflictos sino – nepaleses, las desaveniencias interraciales, su animadversión con China y el descomunal revoleo religioso que lleva a conclusiones que nada tienen que ver con la cooptación y principal objetivo para posicionarse mejor en las nuevas guerras y en la continuidad de una concepción (hipótesis de conflico) jamás abandonada por las aristas enfrentadas del poder mundial, aunque no reconocidas, por cada uno de los complejos militares preexistentes de las grandes potencias.
Si estuviéramos en el lugar de Rusia, seguramente y, a pesar de haberlos ayudado y mucho, no vería con los mismos ojos tal referéndum. Pensemos: Georgia ataca a los osetios del sur, los rusos responden y en tres días fin del conflicto ( su población íntegra posee pasaportes rusos desde siempre)  avanzan sobre el sureste del Mar Negro liberando de igual manera a Abjasia ( 2008). Ergo EE.UU. queda sola con Saakasshvili y lo que queda de las tierras del nunca bien recordado Stalin. Si a esto se le agrega el retorno del hijo pródigo a casa (Crimea), Turquía que era quien mandaba en dicho mar, queda relegada a un segundo plano y nos queda sólo el Oeste de Ucrania, ya que el Este no reconoce al gobierno central y no sólo se ha escindido, sino que ensayó dos modelos de repúblicas independientes, quedándose con el nudo ferroviario má importante del país en Deválsevo y – fundamentalmente – los recursos y fábricas ligadas a la minería. A EE.UU. sólo le queda un hijo huérfano y muy costoso, por eso no es mala idea reforzar a los países del Báltico ( a pesar de su cercanía con Kaliningrado) e instalar misiles Patriot en Polonia y sobre el Mar Negro, otro tanto en Rumanía.
Y aquí es donde cobra valor el inminente referéndum kurdo. Veamos: En principio tal consulta sólo abarcaría a los pueblos ubicados en el sureste de Turquía y noroeste de Irak ( quien no a salido completamente de su dependencia política, económica y militar de EE.UU)  podría, por qué no, abarcar luego, con dineros, armas y decisión política de Washington lo que resta de la frontera noreste de Siria y los territorios kurdos de la divisoria iraní con sus vecinos del norte y del oeste. No debemos olvidar que el imperio norteamericano a jugado fuerte en su competencia con los rusos por ver quién ayuda más en armas, provisiones, alimentos y medicina.
Los niveles de seducción quedarán expuestos en los próximos días y luego se verán los primeros resultados. La región es altamente estratégica y de triunfar la postura rusa- apelando a la memoria de los kurdos por tan extendido apoyo, es probable que Israel vea comprometida su egemonía militar y su influencia en el Mediterráneo. Dicho en pocas palabras: los palestinos tendrán mucho para decir y no serán tan vulnerables. Una salida contraria, en todo caso, habrá firmado su definitiva desaparición como estado independiente y un referéndum, aparentemente lejano, incidirá fatalmente sobre su probable futuro.
CENTRO DE ESTUDIOS ESTRATÉGICOS GENERAL SAN MARTÍN.