“A 18 y a 40 años, los dos siguen en la senda de la liberación”

Por el Negro N:

De Santiago del Estero a Rio Cuarto; De la resistencia Peronista al faro vector de la sierra maestra; De la juventud Peronista al Frente Revolucionario Indoamerícano Popular; De Taco Ralo a Famaillá; Del proletariado industrial de ciudadela al campesinado rural de la zafra de Santiago y Tucuman; De Nguyen y Ernesto a Perón y Cooke.

Los dos comandantes guerrilleros de nuestra patria, uno de las FAP, el otro del PRT-ERP.

Los dos contemporáneos, años más, años menos, transitaron la senda de la liberación de nuestra patria, la unidad continental y la extensión mundial de un nuevo paradigma de relaciones entre los hombres, donde el hombre deje de ser una vez por todas lobo del hombre, cada uno se construyo como sujeto transformador desde sus realidades y extracciones, desde sus diferentes enfoque, compartiendo la táctica y los métodos, el humanismo y la razón, los dos se arrójaron a dar la vida dentro de proyectos colectivos que se orientaban a la búsqueda de libertad, justicia y de igualdad.

Lo rescatable de estos dos grandes de una época seguramente sea su entrega, sus capacidades para articular proyectos colectivos sin ninguna expeculación hegemonizante, con espíritu frentista, con humildad y perspectiva de configurar nuevas mayorias capaz de mover el tablero de la historia, y así dieron todo de ellos para materializar tan noble proyecto, eso es seguramente uno de los rasgos más destacado de estos gigantes de la política y de la revolución.

Ninguno de los dos buscaron solemnidad, ni épica individual, ni galardones, ni charreteras. Solamente le quitaban el velo ecléctico y sofisticado a la disputa de poder entre explotadores y explotados, entre imperio y naciones, y con total simpleza, austeridad y con la única protección que proporciona el reconocimiento de sus compañeros y del pueblo por su entrega a la causa de los más postergados, se entregaron a luchar.

Muchos esperamos, conociendo y palpando las realidades presentes, que ese ejemplo se corresponda y contagie a las nuevas conducciones políticas, que expresan perseguir los mismos objetivo, hoy poco se ve de todos estos valores que hacen a las construcciones de nuevos hombres y de sociedades más justa en el escenario de la política actual.

Cacho dejaba cómo legado: “Perdimos, no pudimos hacer la Revolución. Pero tuvimos / tenemos / tendremos razón en intentarlo. Y ganaremos cada vez que algún joven sepa que no todo se compra ni se vende y sienta ganas de querer cambiar el mundo”

Mientra el Robi proponía “bancar con el cuero lo que se dice con la trucha” y así lo hizo, al igual que la chacarera que bailaba en trelew “si el canto no se levanta como la hoguera del fuego, si no libera las penas de los que están en la tierra, de nada sirve que suene la voz de la chacarera”

Esperemos que las nuevas generaciones tomen estos ejemplos y no los del lugar tranquilo en un cómodo sillón de la historia.