1º DE Mayo. Historia, lucha y proyección: “Cuando todo se derrumbe, recostate en los laburantes, en los humildes; los burócratas y los arribistas del poder son circunstanciales”.

trabajadores1

Cuando salió Cacho de “chirona”, como acostumbraba llamar el a la cárcel, que lo tuvo a la sombra entre 1975 a 1981 empecé a entender por qué había estado esos 6 años tan lejos, recuerdo de largas noches de verano cuando sacábamos el colchón a la terraza para dormir observando y estudiando la bóveda azul, oscura salpicadita de azúcar, en esas noches que fueron las más lindas de las que tengo memoria.

El loco, me contaba cómo se componían las constelaciones, cómo se llamaban, qué dibujos hacían, a cuánto quedaban del orbe, qué eran los agujeros negros, el giro de la tierra alrededor del sol, la composición química, el comportamiento molecular, recuerdo que todavía en el barrio por baja contaminación lumínica se podía ver el recorridos de los meteoritos.

Lo más importante de esas noches de conexión, de conocernos, de estudiarnos después de esos años sin vernos, fue el descubrimiento del “delito” que fue lo que lo había llevado a Cacho a estar tantos años a la sombra, qué elementos de la vida y qué factores intervinieron directamente en su existencia para forjar su “subversión”.

Yo tenía algún conocimiento, más o menos, de lo que había pasado, alguna versión positiva relatada por los viejos, mis abuelos que hasta el momento me habían criado. Pero cuando él, en el medio de nuestro planetario intergaláctico, empieza a relacionar la materia de las estrellas, la relación dialéctica del espacio, las fuerzas que desarrollan explosiones cósmicas y órdenes espacio temporales; el loco lo entra a relacionar con nuestra historia, imaginate! Ahí empiezo yo a no poder cortar con el párrafo porque tengo miedo que me olvide de contarles algo.

Pero realmente fue la conversación más trascendental, reveladora y formativa que tuve alguna vez con un revolucionario. No puedo ser más narrativo, pero me gustaría tener mayores recursos literarios para plasmarte la cara de un pibe que en pocas horas de charla, al fresco de la noche de verano constelada, conoce a su viejo, su subversión, su rebeldía, sus miserias materiales que lo llevaron a tomar las sendas de la lucha por la libertad de los pueblos.

El tipo empieza a esto que les decía de relacionar la galaxia, el universo y lo que estábamos contemplando en la bóveda de estrellas con la existencia, con la vida, con la ciano bacteria, con un tal australopitecus, con las células, el ácido desoxirribonucleico y Cacho conecta el tema con la religión, con la biología, con el cuento de la historia para sojuzgar a los pueblos y arranca con el feudalismo, los cortesanos,la burguesía, la revolución francesa, el alambre como elemento primordial de la injusticia por la tierra y la propiedad privada, la modernidad, el iluminismo, la lucha de clases y los laburantes, la plusvalía, los explotados, el imperio, la patria y los que lo metieron en cana dándole máquina, submarino y otras vejaciones. Imaginate a esa altura como tenía la cabeza y la cara ese chango! A esa hora de la noche, después, se durmió.

Al despertarse comenzó a mirar las cosas con otro enfoque diferente, ya como pátina del tiempo, no era Pancho Villa pero había entendido, en principio que Cacho enfrentó las sombras por definición de clase, porque había nacido en el campo y en la desgracia familiar vino a dar con la ciudad y ahí conoció al proletariado del conurbano y los conventillos, el hambre y la penuria, la estigmatización y el ostracismo, el campo de vacas gordas y la ciudad de caracú.

Cacho siguió luchando por las sendas de latinoamérica, nosotros con él, transitamos las sendas de nuestra América buscando y luchando, luchando y buscando libertad. Siempre los primeros de mayo en donde nos encuentre la historia se convertía en el día de introspección de análisis, de reflexión, de festejo y movilización. La movilización siempre era multicolor según el país que nos enganche o coyuntura, algunas veces sonaba la marcha peronista, por momentos la internacional o algún himno de independencia.

Cacho falleció del corazón, antes de morir se fue al hospital público estando cardíaco a hacer la cola al igual que la hacía la gente de la villa de al lado. Ese hospital Cacho lo había tomado por allá por los 70, tenía montones de compañeros y amigos médicos que trabajan ahí, pero el quería hacer la cola como el pueblo porque siempre decía que los revolucionarios son hijos del pueblo y tienen que morir igual que el pueblo, no quería prebendas ni fueros. Cacho se fue en el 95, ya se percibía el desastre.

Antes de irse me dijo ” cuando todo se derrumbe, recostaste en los laburantes, en los humildes, los burócratas y los arribistas del poder son circunstanciales”.

Esperemos Cacho que el esfuerzo de tantos años de lucha y de muertes de miles de trabajadores del mundo sirva para la resignificación de un nuevo movimiento de liberación, porque:

La hierba de los caminos la pisan los caminantes. La hierba de los caminos la pisan los caminantes y a la mujer del obrero la pisan cuatro tunantes de esos que tienen dinero y a la mujer del obrero la pisan cuatro tunantes de esos que tienen dinero ://Qué culpa tiene el tomate que está tranquilo en la mata//: ://y viene un hijo de puta y lo mete en una lata y lo manda pa’ Caracas//: ://Los señores de la mina han comprado una romana:// ://para pesar el dinero que toditas las semanas le roban al pobre obrero//: ://Cuándo querrá el Dios del cielo que la tortilla se vuelva//: ://que la tortilla se vuelva que los pobres coman pan y los ricos mierda, mierda//:…

Feliz día laburantes del mundo, feliz día viejo, siempre plan contra plan. Venceremos!